CULTURA NO VIOLENTA

lunes, 8 de agosto de 2016

Taller de poesía intercultural


Llevamos dos meses haciendo talleres de poesía en el Barrio del Pilar. Un trabajo para conectar con nuestra mirada poética y con nuestra inspiración interior. No es sencillo, pero estamos en ese intento.

En un taller anterior de poesía hablamos de la realidad y la experiencia subjetiva u objetiva que se puede tener de la misma. Vimos que cada uno tiene su perspectiva, condicionada por su estado de ánimo, su educación, su aprendizaje previo, su situación personal, sus creencias... El lugar donde nacemos y la cultura que nos forma a lo largo de nuestra infancia son cosas no elegidas pero que condicionan nuestra visión y vivencia de la realidad.

Es interesante conocer otras perspectivas y la poesía de otras culturas nos puede ayudar a descubrir otras formas de emocionarse, otros valores y formas de ver la vida, que siempre nos van a enriquecer.

Por eso realizamos este taller para acercarnos brevemente a la poesía de diferentes culturas: árabe, asiática, china... Compartir algunos poemas elegidos por cada participante. Realizar una experiencia con imágenes para tomar contacto con nuestra inspiración y terminar escribiendo una poesía que leemos al final del taller.

Este taller fue realizado el pasado 29 de junio y compartimos algunas poesías que sumamos a continuación.

En el grupo "Buscando inspiraciones" una de las participantes hablaba de Mahmoud Darwish (1941-2008), poeta palestino, que merece la pena conocer. Los temas de sus poesía fueron la denuncia de la tragedia palestina (sufrió en primera persona el exilio de su tierra) y los mitos de Oriente Medio, evolucionando hacia la introspección metafísica...
El siguiente poema es un homenaje a las víctimas de Gaza, del poemario: La ta´tadhir ´ammâ fa´alta (No pidas perdón) (2004).

CADÁVERES ANÓNIMOS

Cadáveres anónimos.
Ningún olvido los reúne,
Ningún recuerdo los separa...
Olvidados en la hierba invernal
Sobre la vía pública,
Entre dos largos relatos de bravura
Y sufrimiento.
"¡Yo soy la víctima!". "¡No, yo soy
la única víctima!". Ellos no replicaron:
"Una víctima no mata a otra.
Y en esta historia hay un asesino
Y una víctima". Eran niños,
Recogían la nieve de los cipreses de Cristo
Y jugaban con los ángeles porque tenían
La misma edad... huían de la escuela
Para escapar de las matemáticas
Y la antigua poesía heroica. En las barreras,
Jugaban con los soldados
Al juego inocente de la muerte.
No les decían: dejad los fusiles
Y abrid las rutas para que la mariposa encuentre
A su madre cerca de la mañana,
Para que volemos con la mariposa
Fuera de los sueños, porque los sueños son estrechos
Para nuestras puertas. Eran niños,
Jugaban e inventaban un cuento para la rosa roja
Bajo la nieve, detrás de dos largos relatos
De bravura y sufrimiento.
Luego escapaban con los ángeles pequeños
Hacia un cielo límpido.


Otro poeta árabe es Abd Al Wahhab Al Bayati (1926 Bagdag-1999 Damasco) Poeta iraquí, murió exiliado en Siria. Fundador del movimiento del verso libre, en sus poesías también está el tema del exilio, aunque su concepción de la poesía es de magia. Como curiosidad, fue agregado cultural a la embajada iraquí en Madrid entre 1980 y 1990.

El siguiente escrito es del poemario: El jardín de Aisha, 1989.





Nacer en ciudades que no han nacido
Nazco en ciudades que no han nacido
pero en la noche otoñal de las ciudades árabes,
con el corazón roto, muero.
En Granada entierro mi amor
y digo:
"No hay más vencedor que el amor".
Quemo mi poesía y muero.
Y sobre las aceras del destierro
resucito
para nacer en ciudades que no han nacido
y morir.

Saltando al sur de Asia, en Bangladesh encontramos otro gran poeta: Jibanananda Das (1899-1954) nacido en Barisal (en 1899 formaba parte de la India, actualmente es parte de Bangladesh), uno de los mejores poetas modernos bengalís. Destaco esta frase de uno de sus poemas: "La vida, el tiempo y el universo / entregan un solo significado: / el camino lo es todo".

Vientos congelados

Afuera, donde los vientos congelados soplan

traqueteando puertas y ventanas con
los sabuesos nocturnos,
duerme la nieve en la fisura de los astros
y gotea toda la noche.
Viajando a través de los mares,
y los ríos y carreteras
un amante ha llegado a una fría, lóbrega habitación.
De aquí surgen sinuosas escaleras
guiando hacia un laberinto de cuartos.
Para éstas, por razones desconocidas,
el mundo ha levantado el dedo de la advertencia.
¿Cuáles escalones habría de tomar
para llegar a cuál habitación?
Habiendo subido todas las escaleras
al fin alcanza el último peldaño.
La vida, el tiempo y el universo
entregan un solo significado:
el camino lo es todo.




También echamos un vistazo a algunas poetas chinas (en una selección muy buena titulada El barco de orquídeas. Poetisas de China. Reúne a las poetisas más destacadas de China a lo largo de los siglos). Nos llamó la atención, entre otras, la más antigua, la Dama Ho (300 a.C.).

Canto de urracas

En la colina del Sur hay urracas.
Tú lanzas la red en la colina del Norte.
Las urracas lanzan el vuelo en libertad.
¿Para qué sirve tu red?

Cuando un par de urracas vuelan juntas,
no envidian a un par de fénix.
Señor, yo soy una persona corriente.
No envidio al Señor de Sung.

_______________
La historia de la Dama Ho fue trágica. Ella fue la esposa de Han P'in, criado del príncipe Yüan de Sung (reinado 326-288 aC) quien detuvo a Han y obligó a la Dama Ho a casarse con él. Ella escribió esta "Canción de urracas" y se suicidó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario