CULTURA NO VIOLENTA

martes, 30 de diciembre de 2008

El camino hacia la guerra

Nuevamente hay que lamentar el aumento de la violencia en Oriente Medio. El bombardeo de los radicales de Hamas ha tenido, cómo no, una respuesta más violenta y brutal por parte de Israel produciendo más de 300 muertos (a día de hoy) y un millar de heridos en Gaza.

Violencia a la que se responde con violencia, removiendo una llaga que lleva abierta 60 años -60 años de independencia para los judios y de ocupación para los palestinos-, en un círculo sin fin y sin salida.

Enrique Meneses va a la raíz del problema, que es mucho más profunda de lo que puede parecer, arraigada en un principio milenario tanto de la cultura judia, como de la árabe (como de nuestra cultura, la occidental, añadiría yo): la venganza o ley del Talión, escrita en la piedra del código Hammurabi.

En la web del Movimiento Humanista de Europa Mónica Czyza, de la Secretaría de Paz y no Violencia, hace un interesante análisis sobre el conflicto como una lucha de identidades nacionalistas que, por definición -"la afirmación total de un nacionalismo siempre lo es en detrimento de otro"- no tiene solución.

Aquí nos hacemos eco de la DENUNCIA de la Internacional Humanista:

«El pueblo palestino está sometido a ocupación. Esa ocupación es obviamente ilegal en virtud del derecho internacional y de las múltiples resoluciones de Naciones Unidas».
«...la ayuda estadounidense a Israel en el pasado medio siglo llegó a la suma gigantesca de 81.3 mil millones de dólares -el 17% de la ayuda exterior norteamericana-».

Respecto a las PROPUESTAS:

«Un proceso que supusiera un esfuerzo por alcanzar la reconciliación sería aquel que no se centrara únicamente en establecer culpables, sino que además tratara de identificar las necesidades y obligaciones de las diferentes comunidades. La demanda palestina de justicia puede servir para volver a regular la vida allí donde la vida fue interrumpida. No se debe hacer justicia para causar sufrimiento a los verdugos, sino para impedir que se continúe sufriendo (...)
... Europa tendría que desarrollar el rol de intermediaria para proceder al desarme nuclear en la zona, devolución de territorios, destrucción del muro y la constitución de un comité de reconciliación entre palestinos e israelíes».


Imagen de la manifestación del pasado domingo 28 de diciembre en Madrid de rechazo al ataque de Israel en Gaza (como siempre, mi joven amiga Asma en primera fila)

Foto de Rosa Jiménez Cano

No hay comentarios:

Publicar un comentario