CULTURA NO VIOLENTA

martes, 17 de noviembre de 2009

Escuchamos a Silo en Berlín

La semana pasada el blog ha estado un poco quieto. Primero, porque fuimos a Berlín (cerca de 200 humanistas de toda Europa) a escuchar hablar a Silo en la cumbre de premios nobel de la paz, luego con los últimos preparativos, la Marcha en Madrid, el concierto de Artistas por la Paz y, por último, la marcha en Parque Toledo... Qué semana.

En Berlín, dimos una vuelta por el centro de la ciudad (muy hermosa en otoño), imperial, de grandes avenidas y plazas (platz), y la isla de los museos, lugar impresionante por la acumulación de arte robado a todas las culturas antiguas. El museo de Pérgamo recopila algunas de las obras más destacadas de la antiguedad asiria, babilónica, griega y romana. Como la Puerta de Istar (foto), el altar del Pérgamo, el código Hammurabi, los leones asirios y tantas otras maravillas.

La Puerta de Istar

Por la tarde, los humanistas alemanes prepararon una fiesta con intervenciones de varios miembros del equipo base, del equipo de oriente medio, activistas y voluntarios. Acabaron con un regalo para Silo, fundador del Movimiento Humanista y un decidido impulsor de la Marcha, invitado por la cumbre de premios nobel de la paz. El regalo fue una emotiva versión a coro del himno de la alegría, cantado en alemán.

Cantando el himno de la alegría

Al día siguiente, nos encontramos a las 8:00 horas a las puertas del Rotes Rathaus, el Ayuntamiento Rojo (se llama así porque es de ladrillo de este color), con la esperanza de poder entrar a la sala de la conferencia, sin seguridad de que hubiera sitio para todos. Para nuestra alegría, hubo barra libre, no fueron necesarias acreditaciones, abrieron las puertas a todos.

El acto comenzó con un video de la marcha, un resumen en imágenes de todos los lugares por donde se ha pasado. Luego una introducción de Mairead Corrigan Maguire, premio nobel de la paz en 1976, una mujer entusiasta y vital, que habló de la Carta para un mundo sin violencia, que la Marcha Mundial ha estado llevando a por todo el mundo. Luego presentó a Mario Rodríguez, Silo, que habló ante nosotros, además de varios premios nobel de la paz, entre ellos, Gorvachov.



Silo ha recordado que el mundo actual está amenazado por la alta probabilidad de conflictos y accidentes nucleares, por el armamentismo y por la violenta ocupación militar de territorios. Ha denunciado los intereses y la irresponsabilidad de los grandes poderes, así como la locura asesina de grupos violentos. Por otra parte, insistió sobre la necesidad de despertar una conciencia global por la paz y el desarme y sobre la urgencia de instalar una sensibilidad nueva, una verdadera «repulsión» contra todo tipo de violencia (leer intervención completa).

2 comentarios:

  1. increíble experiencia la que describes..!!! te felicito
    (me encanto la imagen de la puerta de Istar)...

    Saludos..^0^

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Azul. Ha sido un buen viaje, un regalito...

    ResponderEliminar