CULTURA NO VIOLENTA

miércoles, 18 de noviembre de 2009

...Y la Marcha pasó por Madrid

11.30 h llegamos a la Cuesta de Moyano, mientras el equipo base llegaba a Atocha Renfe, con nuestras banderas pintadas a mano, con más voluntad que arte. Vimos a un montón de gente con banderas que subían hacía la calle Atocha, pero pasaban de largo, eran de otra manifestación: la de apoyo al pueblo saharaui. Nosotros esperamos a que llegara más gente, pero... no llegaban. Parecía que íbamos a ser muy poquitos.

Sin desanimarnos, empezamos a saludar, a hacer fotos, a preparar los carteles... Los ciclistas esperaban, los grupos de Bolivia, Ecuador, se colocaban sus trajes típicos, los grupos de batukada "calentaban tambores"... Estábamos con la tensión de cuando va a empezar una carrera.

12:30 h. De pronto, Manolo y los voluntarios con función de "ayuda" dieron la señal de salida. "Vamos, hacia el Paseo del Prado, empezamos". Entonces vi al grupo de batukada, Bloco do Baliza, que había invitado, con sus trajes blancos y verdes, les llamé y nos colocamos tras el "tren reivindicativo" de los grupos del barrio de Tetúan.



Tren Tetuán-Universidad-Parla

Entonces, al mirar atrás, vimos una multitud de gente, de carteles, de banderas... ¿de dónde habían salido? Empezó la marcha, y el número de gente fue creciendo, creciendo. Puede que no fuéramos cientos de miles, pero más de 2.000 fácilmente. Bueno, no tan fácil, ha sido una movilización levantada a pulso, sin apenas ayuda de medios de comunicación, con un presupuesto raquítico, a base de poner carteles en los barrios, de mandar comunicados,de llamar a todas las puertas (ayuntamiento, comunidad, instituciones, asociaciones, famosos, centros educativos...).

Recorriendo la marcha se podía ver gente de Mundo sin Guerras, luego de La Comunidad para el Desarrollo Humano, nuestro organismo, detrás los del Partido Humanista reclamando la retirada de las tropas en Afganistán, las coloridas banderas de Convergencia de las Culturas, chulapos y chulapas madrileños, luego otro partido, el PUM+J (Partido Por Un Mundo más Justo), el colectivo de Mujeres en Marcha, un zancudo bailando y saltando, iraníes con pancartas verdes reclamando libertad en su país, asociaciones por la paz en Honduras, Bloque Bolivia y Plataforma de Apoyo a Bolivia, militantes del M.A.S., grupos de danza de Bolivia, músicos de Ecuador, gaiteros venidos de la ruta gallego-portuguesa de la Marcha...

Mundo sin Guerras

No-Violencia Activa

Retirada de las tropas de Afganistán

Banderas de Convergencia

13:30 h. La cabecera de la Marcha paró -el equipo base se había sumado hacía un rato-. Allí se podía ver a Antonio Elegido, Pilar Manjón, Teo y María de "Cómplices". Hubo una pequeña ceremonia de entrega de la "gaita peregrina", construida por una artesana gallega para que recorra el mundo con los marchantes hasta Punta de Vacas.

Mientras bailábamos con las batukadas, iban apareciendo amigos. A los lados de la calle la gente nos miraba y no podían evitar moverse al ritmo de la música.

14:30 h. Llegamos a la esquina de la calle Alcalá con Sevilla. Empezaron las intervenciones: el actor Pepe Viñuelas, muy cálido y con fuerza, presentando, junto a Maite Quintanilla, del PH, Pau Segado, de la Marcha Mundial, Pilar Manjón, de la asociación de víctimas del 11M, un concejal del PP -en representación del ayuntamiento de Madrid-, Carmen Almendras, embajadora de Bolivia, unas breves intervenciones de Antonio Elegido y el dúo Cómplices y, finalmente, el equipo base que saludaron con entusiasmo mostrando una humanidad multicultural: Rafa de la Rubia, orgulloso de su Madrid, Montse Ponsa, catalana, Pierre, belga, Isabelle, suiza, Luis, sevillano, Horacio Arias, español, Hourdin, francés, además de varios alemanes, una brasileña, una india, varios italianos... A Alvaro Orús, que ha grabado casi todos los videos del equipo base desde Australia me lo encontré con la cámara (como siempre) y me dio un abrazo como no suele, estaba contentísimo, se quedaba en Madrid, pero había hecho la ruta de Asia y Europa. "Todo el mundo debería hacer la Marcha por dos o tres países", me comentaba.

No exagero si digo que fue la marcha más alegre, más diversa, más colorida e integradora en la que he participado. Fue muy bonita. Ahora nos queda la resaca y evaluar, mientras nos preparamos para la siguente etapa: viajar a Argentina en diciembre.

MÁS FOTOS AQUÍ

No hay comentarios:

Publicar un comentario